Alumnos de notable bajo

Alumnos de notable bajo

Debido a la gran competencia que existe para entrar en los grandes despachos de abogados, si tu nota media es de notable bajo estás en el límite del corte. Tendrás oportunidades, incluso en los despachos más demandados, pero deberás estar preparado para destacar sobre el resto en aspectos diferentes a la nota media.

Si eres alumno de doble grado lo tendrás más sencillo: tu notable bajo en un doble grado seguirá siendo considerado una nota alta por los principales despachos. Si por el contrario eres alumno de grado, debes complementar tu (buena) nota media con otros méritos.

Te recomendamos que pongas el énfasis en:

  • Idiomas: si tienes un nivel de inglés excepcional (ten en cuenta que decimos excepcional, ya que un nivel alto lo tendrán la mayoría de los candidatos) te pondrás a la misma altura, o incluso superior, que los alumnos con notas medias superiores.
  • Actividades adicionales realizadas durante la carrera: si has compaginado algún año de la carrera con prácticas a tiempo parcial en algún despacho, te resultará sencillo explicar que preferiste invertir tu tiempo completando tu formación con prácticas en lugar de dedicarlo a subir todavía más tu nota media.

Además, debes asegurarte de que sacas todo el partido posible a tu expediente. No olvides que un notable sigue siendo una muy buena calificación, de la que podrás presumir -aunque sin excederte- en las entrevistas. Identifica las calificaciones especialmente altas que hayas obtenido, y destácalas. Si has obtenido matrículas de honor o sobresalientes en algunas asignaturas, destácalas en el propio currículum o durante las entrevistas. Tampoco te olvides de las calificaciones más bajas, esas que han lastrado tu nota media: analízalas y construye un discurso coherente para “justificarlas”. Quizás se correspondan con asignaturas pocos relevantes para el trabajo en un gran despacho, o quizás se correspondan con asignaturas de los primeros años de carrera, en los que podías estar menos centrado.